INGREDIENTES:
- 1,800 kg. de costilla sin hueso
- 3 zanahorias de tamano corriente
- 200 gr. de guisantes frescos
- 500 gr. de patatas pequenas
- 1 papeleta de azafran
- 8 cucharadas de cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1 cucharada de perejil
- 1 vaso de vino blanco
- 6 cucharadas de tomate
- 15 cucharadas de aceite



INSTRUCCIONES:
Se le quita a la carne todo el sebo que tenga y se corta en trozos de 3 o 4 centimetros. Se pone al fuego en una sarten con 15 cucharadas de aceite y, cuando este caliente, se pasan seis trozos de carne por harina y se frien hasta dorarlos. Se sacan con una espumadera (bien escurridos) a una cazuela y se frien otros seis trozos, siguiendo de esta forma hasta freirlos todos. Se quita el aceite de la sarten, dejando solo seis cucharadas, y se frien la cebolla y el ajo muy picaditos. Una vez fritos, se vierten sobre la carne que se halla en la cazuela y se pone esta a un lado del fuego para que se vaya haciendo lentamente. A los 15 minutos se anaden el azafran los guisantes y las zanahorias, cortadas a diente de ajo, mas el vaso de vino blanco, dejandolo que siga cocinandose 10 minutos mas. Se cortan a diente de ajo las patatas, y con el aceite que anteriormente se ha sacado de la sarten (9 cucharadas) se ponen a freir en frio, dejandolas durante 10 minutos que se vayan friendo lentamente. Se escurren bien y se anaden al guiso con las 6 cucharadas de salsa de tomate. Se revuelve bien con una espumadera y se le agrega agua hirviendo, sin llegar a cubrir el guisado, dejandolo hervir hasta que todo este muy tierno, sazonandolo con sal. Una vez condimentado, se coloca en una fuente o cazuela de barro y se espolvorea con el perejil picado y se sirve.

OBSERVACIONES:
Para 6 personas. Este plato puede guisarse igualmente con tapa, barbilla o aguja en lugar de costilla.