INGREDIENTES:
- 1 pieza de carne redonda de 1 kilo y cuarto aproximadamente
- 1 cebolla grande
- 2 dientes de ajo
- 1 ramita de perejil fresco
- 1 taza pequena de aceite, oliva, girasol o maiz
- 300 ml. de vino tinto
- 300 ml. de agua
- 1 pizca de pimienta negra molida
- Sal



INSTRUCCIONES:
Prepara el horno a una temperatura de 250 grados, si no tienes esta funcion en tu horno ponlo a la maxima potencia. Prepara una cazuela para poner la carne y meter al horno. Prepara la pieza de carne para el horno, pon sal la pimienta negra molida y la taza de aceite encima de la carne. Pela la cebolla y partela en trozos no muy pequenos, ponla en la cazuela de la carne. Introducelo en el horno durante 20 minutos. Prepara un mortero y machaca los ajos y el perejil. Cuando la carne lleve los 20 minutos en el horno, saca la cazuela, (no olvides ponerte una manopla para evitar quemaduras), echa por encima de la carne el ajo y el perejil, la mitad del vino y la mitad del agua, por un poco de sal. Pon el fuego del horno al una temperatura baja como de unos 100 grados, y vuelve a meter la carne durante otros 10 minutos. Trascurridos los 10 minutos vuelve a sacar la carne del horno y anade el resto del vino y del agua, prueba la salsa para ver si esta a tu gusto de sal. Ahora solo tienes que esperar que la salsa este concentrada, sera suficiente con otros 10 o 15 minutos. Despues de tener la carne asada, saca del horno para esperar que se enfrie. Cuando tengas la carne fria ponla encima de una base firme y prepara un cuchillo grande y bien afilado. Solo tienes que ir partiendo la carne el lonchas finas o no tan finas segun tu gusto. Vete colocando las lonchas de carne en una cazuela si en posible de barro, esa misma cazuela la puedes poner en tu mesa en el momento de servir la carne, pon la salsa y la cebolla por encima de la carne. Si ves que la carne te ha quedado un poco cruda solo tienes que poner la cazuela encima del fuego de tu cocina, le vas anadiendo la salsa por encima durante unos minutos y enseguida te quedara la carne mas echa. La cebolla la puedes retirar si no te gusta, como guarnicion puedes poner una patatas fritas o una patata asada. Si optas por la patata asada aprovecha mientras que estas asando la carne para asar las patatas, solo tienes que lavarlas bien y anadir sal, elige un tamano mediano para que se te asen bien por dentro y queden mas bonitas a la hora de poner en el plato.

OBSERVACIONES:
Para 6 personas.