INGREDIENTES:
- 1 kg. de chopitos
- Harina para rebozar
- Aceite para freir
- 1 limon y sal



INSTRUCCIONES:
Saca la pluma de los chopitos, tirando suavemente para no despegar las patas del cuerpo. Lavalos con agua fria y ponlos a escurrir. Cuando esten secos, sazonalos ligeramente con sal y pon el aceite a calentar. Echa un poco de harina en un tamiz, anade unos cuantos chopitos, sacudelos para que queden sueltos y bien dorados. Reservalos sobre papel de cocina para que suelten el exceso de grasa. Repite la misma operacion hasta terminar de freir todos los chopitos. Sirvelos calientes, rodeados de limon cortado en gajos y acompanados de ensalada de hoja verde.

OBSERVACIONES:
Los chopitos deben estar secos antes de entrar en el aceite, ya que, si no, saltan y puedes quemarte. Para conservarlos calientes mientras terminas de freir, colocalos en una fuente y ponla en el horno templado. Otro truco igualmente eficaz: llena una olla con agua y haz hervir el liquido; pon encima un plato resistente donde iras depositando el pescado ya frito.