INGREDIENTES:
- 1 kg y 1/4 de pulpo gallego fresco, o 1 kg y 1/2 de pulpo congelado
- 1 hoja de laurel
- 2 cucharadas de pimenton
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- Sal



INSTRUCCIONES:
Si has comprado el pulpo muy fresco, debes lavarlo cuidadosamente. Dale a continuacion la clasica "paliza" para que se ablande y dejalo un par de horas en reposo. Para golpearlo ayudate de un mazo. Acerca al fuego un cazuela con abundante agua y laurel. Cuando hierva, sumege el pulpo 3 o 4 veces, tomandolo por una punta o con unas pinzas. Luego dejalo hervir hasta que compruebes que esta cocido. Para hacerlo, pinchalo con un tenedor. Si el pulpo es congelado, deja que hierva en el agua con laurel y un poco de sal. En este caso no sera necesario golpearlo. Una vez tierno, escurrelo bien, trocealo y colocalo en una fuente de servir. Espolvorea con el pimenton (mejor si es ligeramente picante) y banalo con el aceite. Sazona ligeramente con sal fina. Remueve el pulpo con una cuchara de madera para que se impregne bien el alino por todas partes.

OBSERVACIONES:
Puesdes servir el pulpo recien hecho, caliente, o aguardas a que se enfrie.